Colección de la Biblioteca del Convento de Santo Domingo

Imagen perteneciente al archivo fotográfico de la  Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica donde ésta se le aprecia a comienzos del siglo X

Historia de la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica

La dedicación de los frailes dominicos a la oración y estudio para llevar a la práctica la evangelización, transformó a sus bibliotecas en la manifestación material de la identidad social y religiosa de la Orden.

Imagen perteneciente al archivo fotográfico de la  Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica donde ésta se le aprecia a comienzos del siglo X

Contemplata Aliis Tradere

La finalidad de la Orden Dominica es y ha sido anunciar el Evangelio de Jesús mediante el testimonio de vida y predicación.

El lema de la Orden Dominica fue Contemplata Aliis Tradere, esto es comunicar la experiencia contemplativa a los otros. Por eso los frailes se vieron llamados a una vida de contemplación que incluye la oración y el estudio para llevar a la práctica la evangelización.

Los frailes dominicos estuvieron presentes en los principales centros de enseñanza de Chile, fundando centros de estudios primarios, secundarios y universitarios, participando en la vida intelectual en la sociedad de cada época, motivados por la predicación del Evangelio unido a la promoción de la vida humana.

En este contexto las bibliotecas se multiplicaron junto con las comunidades dominicas: éstas fueron lugares donde crecía la vida intelectual y se transformaron en la manifestación material de la identidad social y religiosa de la Orden de los Predicadores.

Al respecto, el fraile dominico argentino Francisco Álvarez (1790-1854), Prior del Convento de la Recoleta Dominica desde 1837 hasta su muerte, señala en sus escritos:

"Uno de los oficios más delicados que hay que desempeñar en una comunidad bien arreglada, es el de Bibliotecario. En cuanto sea posible, debe buscarse para este oficio un sujeto, que a los conocimientos científicos, reúna el interés, aseo, prolijidad y buen gusto de los libros que componen la Biblioteca para saber conservarlos o buscar los que faltan".

imagen imagen_02.jpg

La vida al interior del Convento de la Recoleta Dominica estuvo marcada por la importancia asignada al estudio y al perfeccionamiento intelectual de sus miembros. Estos debían seguir en estricto rigor los cursos y actividades indicados para su promoción, lo cual queda estipulado en los Estatutos y Reglamento de Estudio del claustro.

En los tres primeros años se estudiaba filosofía, geometría, trigonometría física, elementos de química, historia natural, geografía, cosmografía e historia universal.

En cuarto año se estudian lugares teológicos, propedéutica o De Vera Religione y hermenéutica sagrada.

En los cuatro años restantes se estudiaba Sagrada Teología, Sagrada Escritura o Exégesis, Derecho Canónico, disciplinas e historia eclesiástica.

Muchas de estas obras, usadas por los frailes para el estudio del evangelio o su perfeccionamiento intelectual, son las que componen actualmente las colecciones de la actual Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica.

Colección de la Biblioteca del Convento de Santo Domingo

Reúne cerca de 10.000 títulos y 30.000 volúmenes provenientes de la Biblioteca del Convento de Santo Domingo. Una parte provendría de la primera universidad chilena.

Origen y desarrollo de la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica

En 1910 tenía más de 33.000 volúmenes, que la transformaban en una de las mayores fuentes bibliográficas del siglo XVIII.

Colecciones de la Biblioteca Recoleta Dominica

Data de los siglos XVI al XX y suma alrededor de 115.000 volúmenes, incluidas las colecciones de mapas, revistas, diarios, folletos, láminas y fotografías.

Bibliotecarios destacados de la Recoleta Dominica

Frailes Domingo Fariña, Domingo Aracena y Vicente González la transformaron en un testimonio cultural de la Orden en Chile.

Obras destacadas de la Biblioteca Recoleta Dominica

Escritos medievales, una edición de 1555 sobre venenos y una de las primera ediciones de la Odisea de Homero incluye esta colección.

Difusión del conocimiento científico en Europa a fines del siglo XIX

Los libros de divulgación de ciencias, humanidades y artes se diferenciaron de los textos académicos por su lenguaje sencillo y directo, y por sus fines educativos y de entretención para un público amplio.

Galerías

Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica

Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica

Su fondo bibliográfico data del siglo XVI, y sus 115.000 volúmenes incluyen colecciones de mapas, revistas, diarios, folletos, láminas y fotografías.